Y con esto terminamos (al fin) la historia de la borrachera de Adrián. Con el único cabo que faltaría por atar. Confesad, ¿pensábais que todavía le estarían esperando? Dicho esto… os prometí una pequeña sorpresa al terminar esta historia. Y […] ↓ Read the rest of this entry…