Para que os hagáis una idea de cuánto la ha liado Adrián… en esta tira no han hecho falta ni Conciencias.

Pero tranquilos, no tendréis que echarlas de menos mucho tiempo: en la próxima tira, las Conciencias vuelven para cosechar lo sembrado. ¡No os lo perdáis!

↓ Transcript
Samu y Adrián caminan calle abajo, alejándose de la zona de discotecas. Samu, siempre cigarrillo en boca, pone una mano sobre el hombro de su amigo Adrián quien, despeinado, con la ropa hecha unos zorros, un ojo morado y las gafas rotas en la mano, es incapaz de disimular su frustración.

-¿Tan mal ha ido la noche?- pregunta Samu.
-Imagínate salir de marcha con tus amigos, creer que te lo vas a pasar bien, y que al final de la noche esos mismos amigos te dejen tirado en plena calle... -explica Adrián.
-Esos no eran tus amigos -sentencia Samu.
-Ya, no me lo jures, eso me ha quedado bien claro...
-No, que digo que no eran amigos tuyos -aclara Samu-. Que los que te han sacado no te habían visto en su puta vida, vaya. ¿En serio no te habías dado cuenta?

Adrián se lleva la mano a la frente en un sonoro Facepalm. ¿Qué más puede salirle mal?